Los excedentes son un importante beneficio para todos los afiliados a nuestra asociación. Corresponden a las utilidades obtenidas durante el año, producto de las inversiones y negocios realizados.



Es la rentabilidad que obtiene ASEMF y por consiguiente sus asociados, durante un período fiscal.

El periodo fiscal que se utiliza en ASEMF está comprendido entre el 01 de octubre al 30 de septiembre de cada año.

Están compuestos por dos rubros fundamentales: Los excedentes financieros y los sociales. Es decir que sumados ambos rubros, nos da el excedente o rendimiento total que se obtuvo en determinado periodo fiscal.

El excedente financiero se obtiene directamente de los estados financieros. Es el resultado de la resta entre los ingresos y los gastos del período. Como la mayoría de los ingresos de ASEMF provienen de los préstamos e inversiones bursátiles, el 95% de los excedentes dependen de cómo hayan evolucionado las tasas de interés durante el período.

Si ASEMF no tuviera proyección social, como lo establecen sus estatutos y la Ley solidarista, sucederían 2 cosas: Nuestras tasas de interés en los créditos, serían bastante más altas (entre 6 y 10 puntos por encima) que es lo que cobran la mayoría de instituciones financieras. Esto impactaria todos los meses negativamente el bolsillo de todos los asociados con crédito (casi el 70% de la población). No existirían, los gastos por proyección social tales como el fondo de ayuda social el cual apoya a los asociados y sus familias en momentos críticos tales como enfermedades, incapacidades prolongadas o muertes. Tampoco existirían programas sociales tales como plan médico MediSmart, clínica dental, póliza de vida familiares, sorteos, regalías, etc. Ambos rubros implican una gran cantidad de dinero que ASEMF deja de percibir. Si se cobraran tasas de interés más altas en los créditos como sucede en el resto del mercado financiero y se eliminaran los programas sociales, se podrían generar mayores excedentes financieros, pero entonces nada nos diferenciaría de un banco o una financiera que por supuesto no tienen esta sensibilidad social que debemos cumplir y es parte de nuestra razón de ser como organización.

El excedente financiero se deposita a más tardar 5 días después de ser aprobado por la Asamblea General de asociados que normalmente se lleva a cabo en el mes de noviembre de cada año. El excedente social lo recibe mensualmente una gran cantidad de asociados, por medio de cuotas más bajas en sus préstamos y ayudas o programas sociales.

Se consideran solo las cuentas patrimoniales que el asociado tenga registradas en ASEMF es decir: Ahorro Laboral u Obligatorio (3%) y el Aporte Patronal (3%).

El cálculo de los excedentes se hace de manera automatizada mensualmente y toma en consideración: 1. El excedente financiero generado mes a mes. 2. El tiempo de afiliación del asociado. 3. Los aportes patrimoniales que se van acumulando mes a mes a lo largo del período fiscal (aporte laboral y aporte patronal).

Solo el impuesto de renta del 5% establecido por ley, así como los Excedentes Capitalizados.

Es una parte de los excedentes financieros, que no se entregan en su momento sino que se mantienen como una especie de ahorro, que gana intereses mensualmente y le permite a ASEMF llevar a cabo otros proyectos que le generarán aún mayores rendimientos en el futuro.

Según los estatutos el porcentaje de capitalización es de un 10%, es decir por ejemplo, si le corresponden ¢1.000 de excedentes financieros, se reservarán ¢100 en una cuenta personal a su nombre. Sobre los ¢900 restantes, se deduce el 5% de impuesto (¢45), por lo que al final se depositará en su cuenta bancaria la suma de ¢855.

Toda empresa exitosa en el mundo, reinvierte parte de sus ganancias en el desarrollo de la misma empresa. Normalmente una parte se capitaliza para hacer crecer la empresa por medio de nuevos proyectos de inversión, se convierte en un ahorro adicional importante para el momento en que por cualquier motivo se deje de ser asociado, ya que esta reserva pertenece 100% al asociado y se entrega a los ex asociados en su liquidación.